Cambio climático y desnutrición infantil

Durante estos días, Perú es sede de La Conferencia de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (Cmnucc), una cita anual en la que 194 países discuten el rumbo de la agenda climática mundial. Repasemos brevemente algunos análisis críticos de la situación.

Para Julio Postigo, investigador asociado del Centro Peruano de Estudios Sociales, cambio climático y globalización se cruzan, y eso lo podemos notar en la pérdida de capacidad institucional sobre todo en las pequeñas localidades. La economía neoliberal ha provocado la desaparición de servicios que el Estado proveía.

“Si quieres trabajar nuevas variedades de cultivos que se adapten mejor al cambio climático no tienes cómo porque no hay capacidad institucional desde el Estado o los gobiernos regionales”, sostiene.

Postigo explica que habría que mirar a las mal llamadas “economías de subsistencia” que se han relacionado en mejores términos con el medioambiente. Pero desde la lógica de la ganancia, son “ineficientes, improductivos”.

Sin embargo, añade que “no son economías de desarrollo cero que plantean el estancamiento, son personas que están trabajando, transformando el espacio, generando recursos, y está viviendo en las condiciones que quiere vivir”. ¿Cuál es entonces el problema? Es que estos campesinos se encuentran en territorios disputados por otros tipos de explotación, como la agroindustria, que afecta a países como Perú y Bolivia.

Así las cosas, hasta un 20% puede aumentar la desnutrición infantil en el mundo en 2050 debido a los efectos del cambio climático, según el cuarto informe del Panel Intergubernamental de Cambio Climático. A pesar de ello, resaltan que la nutrición no es un asunto que esté contemplado en las negociaciones sobre cambio climático.

“Los negociadores deben considerar la seguridad nutricional en la agenda del cambio climático de una manera coordinada y multisectorial, y actuar de manera decisiva en los desafíos que nos enfrentan”, dijo el subdirector de la FAO, Alexander Muller.

Ana Sabogal, Directora General de Investigación e Información Ambiental del Ministerio del Ambiente, señaló que Perú es “uno de los países de Sudamérica con menos investigación ambiental pese a la gran biodiversidad que alberga en su territorio”. En este contexto, el Ministerio del Ambiente de ese país presentó la “Agenda de Investigación Ambiental 2013-2021”.

La funcionaria recordó que las actividades de investigación son claves para el desarrollo sostenible, generan conocimiento e impulsan la innovación que mejora la eficiencia de los procesos productivos, y fomentan ciudadanos informados y con conciencia crítica sobre los problemas que aquejan a la sociedad.