Poblaciones indígenas

Tres carnavales latinoaméricanos ejemplos de patrimonio cultural inmaterial.

Tres carnavales latinoaméricanos ejemplos de patrimonio cultural inmaterial.

Carnaval, carnaval, carnaval te quiero…

¿Cuántas veces hemos cantado y bailado esta canción? Seguramente muchas, ya que a casi todo el mundo nos gustan los carnavales, puesto que están directamente relacionados con el color, la euforia y la alegría. Fenómeno que puede ser debido a que, en gran parte, nos lleva a conectar con ese instinto natural que surge de lo más primitivo del ser humano. Ese que nos lleva a bailar y a cantar, como una de las mejores formas de expresión para comunicarnos en plena libertad, tal y como hacían la mayoría de las civilizaciones indígenas en muchos de sus rituales.

Todo este conjunto de expresiones dancístico-festivas que se han practicado y se siguen practicando en casi toda clase de poblaciones, forman parte del patrimonio cultural de cada pueblo. Patrimonio que ha llegado hasta nuestros días, a través del valor inmaterial que representan festividades como el carnaval, cumpliendo así una función identificadora gracias a sus representaciones y a sus símbolos.

En palabras de Javier Marcos Arévalo, del Departamento de Psicología y Antropología de la Universidad de Extremadura, “los rituales festivos, y los carnavales son tradiciones culturales vivas, creaciones culturales que reflejan formas de vida y valores, expresan toda una cosmovisión de creencias y proyectan la identidad social de cada pueblo o grupo social. Son exponentes significativos de las formas de vida colectivas, de los pueblos y grupos sociales que los constituyen”

Aunque se suele vincular el carnaval a la idea cristiana de preparación física y psíquica, días antes de la llegada de la cuaresma, algunos antropólogos consideran que es un rito directamente asociado a los cultos de fertilidad que procede de épocas mucho más antiguas.

De hecho, en muchas civilizaciones de Latinoamérica, el carnaval tiene su origen en el culto a la ‘Pacha Mama’ o Tierra, que celebraba para que sus parcelas pudieran florecer durante todo el año. No obstante, el carnaval en muchos lugares está relacionado con el inicio de las cosechas, ya que antes de la conquista española, se ligaba con el ciclo agrario y con el deseo de poder tener más alimentos.

Para que entendamos mejor la importancia que tiene, que este legado cultural haya llegado a nuestros días como forma de expresión, y de identificación de la comunidad que celebra esta festividad, hemos decidido escribir sobre estos tres famosos carnavales, que representan la memoria colectiva de los pueblos.

Oruro. Bolivia

Uno de los festivales más famosos a nivel internacional, tiene lugar en Bolivia, cuya historia está caracterizada por la sucesión de invasiones y dominaciones: aymaras, urus, incas y españoles. Fue una ciudad precolombina antes de convertirse en un importante centro minero, pero después incluso de que fuera refundada por los españoles, los urus seguían yendo a visitar su ciudad sagrada y a seguir con sus rituales. Aunque los españoles acabaron prohibiendo la celebración de estas ceremonias, las deidades de los uros se acabaron escondiendo tras los iconos cristianos, de tal forma que la deidad del subterráneo se fusionó con el diablo y la Pachamama, la diosa de la tierra, con la Virgen María. Así los lugares sagrados de algunos se convirtieron en lugares venerados por los demás.

Desde entonces la fiesta de Ito se celebra bajo un ritual cristiano, pero la diablada sigue siendo la danza típica de esta celebración, representando con ello la identidad patrimonial de un pueblo indígena con un gran despliegue de artes populares en forma de máscaras, tejidos y bordados.

De esta forma el Carnaval de Oruro es una magnífica demostración del sincretismo religioso-pagano, de la manifestación de una cultura viva y de la expresión folklórica de Bolivia. No obstante, desde el 2008, el Carnaval de Oruro está considerado como obra maestra en el Patrimonio Oral e Inmaterial del UNESCO.

Autor: Flickr: Mao de París

Baranquilla. Colombia

Los carnavales de Barranquilla son otro gran ejemplo de fusión étnico cultural, en el que las festividades católicas traídas por los conquistadores españoles del Viejo Mundo, se combinaron con ceremoniales aborígenes y la herencia musical de los esclavos africanos, dando lugar a la espectacular fiesta que tiene hoy lugar.

Aunque se supone que las fiestas de carnaval tienen origen europeo, las de Barranquilla tienen antecedentes próximos a las que se celebraban en Cartagena de Indias en la época colonial, como fiestas de esclavos, que en esa época aparecían por las calles con atuendos especiales cantando y danzando.

Durante la celebración de la Candelaria, se concedía una fiesta a los entonces llamados “negros bozales” y estas fiestas han sido la principal inspiración de las danzas que tienen lugar actualmente durante la celebración del carnaval en Barranquilla, como el Son del Negro, el Mapale o el Congo.

De esta forma, cada año, el Carnaval de Barranquilla representa un repertorio de danzas y expresiones culturales de las distintas culturas colombianas y de las diversas tradiciones locales.

El carnaval de Barranquilla también es distinguido desde el año 2003 por la UNESCO como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Intangible de la Humanidad gracias a la expresión de las manifestaciones culturales de sus poblaciones ribereñas y de su mestizaje étnico.

Autor: Flickr

Ayacucho

Proclamado Patrimonio Cultural de la Nación en 2007, el carnaval de Ayachucho, es un carnaval andino, que celebra principalmente la cultura peruana. Esta celebración tiene su origen en la natividad de la tierra y en sus esencias naturales, y es también ejemplo del sincretismo que tuvo lugar entre la llegada de los españoles y los pueblos indígenas, convirtiéndose por ello en una de las celebraciones más auténticas y tradicionales.

Y es que a pesar de que se supone que la tradición fue heredada de Europa, fueron sus habitantes quienes supieron enriquecerla con sus propias costumbres y manifestaciones culturales.

Este carnaval resalta por su música y su danza, que son propias del folclore ayacuchano, con una fuerte tradición de carácter ritual expresando un tributo a la Pachamama por la fertilidad de las tierras. No es sólo una tradición de carácter festivo, sino que además posee testimonios y tradiciones que expresan el culto a la madre tierra, que se basa en la misma cultura andina característica de esta región.

El inicio de sus festividades es marcado por el Ño Carnavalon, que representa el espíritu de esta festividad durante su duración. Es típico de esta festividad que las personas se vistan con trajes coloridos y disfraces característicos del pueblo de Huamanga, trajes pomposos y llenos de colores y cintas que demuestran la gran alegría de los pobladores ayacuchanos.

Autor: Flickr: Mi Perú

Gracias a festividades como el carnaval, el patrimonio cultural, y las tradiciones de antiguas civilizaciones indígenas, ha llegado afortunadamente hasta nuestros días convirtiéndose en el mejor reflejo de la identidad de muchos pueblos.

Desde Global Humanitaria os invitamos a que disfrutéis de los carnavales, siendo muy conscientes de la riqueza que nos aportan como fuente de identidad vinculada al pasado de muchos pueblos indígenas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Incendios forestales en el Amazonas. Una crisis climática y humana

Incendios forestales en el Amazonas. Una crisis climática y humana

El pasado 5 de septiembre tendría que haber sido un día festivo en Brasil, pues se celebraba como cada año el día del Amazonas. Desgraciadamente, este año los incendios forestales en el Amazonas que están asolando gran parte de este gran bosque tropical han eclipsado esta festividad. Más

La lucha por los derechos humanos en Guatemala que se cobra vidas

La lucha por los derechos humanos en Guatemala que se cobra vidas

La “Resistencia Pacífica de la Microregión de Ixquisis” recibía este mes el premio ‘Front Lines Defenders’ por su lucha en defensa del derecho a la tierra en esas comunidades y la justicia medioambiental. Este reconocimiento se entrega desde hace 13 años a defensores de los Derechos Humanos de todo el mundo que desempeñan su labor en condiciones de alto riesgo. La entrega del premio en el ayuntamiento de Dublín se produce en un mes en el que han sido asesinados tres activistas por los derechos de los campesinos e indígenas. Más

2017: Lo urgente ante lo prioritario

2017: Lo urgente ante lo prioritario

Este 2017 que se acaba lo empezamos hablando de la reunión del Foro de Davos, que oficializó el rol de la desigualdad como consecuencia y embrión de las crisis pasadas y futuras y combustible para la explotación de recursos que favorece el cambio climático.

El Acuerdo de París y los primeros pasos de la Agenda 2030 han marcado efemérides que ahora terminan, como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, que se presentó como una oportunidad para que este sector pudiera contribuir a la preservación de los ecosistemas y la biodiversidad, la protección del patrimonio natural y cultural, pero también a la extensión del trabajo decente y a la igualdad de género.

La distancia entre ricos y pobres es la mayor de todos los tiempos, de modo que la solución, según el economista Fernando Luengo, no es otra el avanzar hacia la economía colaborativa, de forma que “pueda desposeeerse de parte de su riqueza a parte de la población. Más

Enfocar miradas para ampliar los límites de los derechos humanos

Enfocar miradas para ampliar los límites de los derechos humanos

Todos los días, millones de personas se topan con los límites de sus derechos en cuanto intentan ejercerlos. Unos límites que dependen mucho del lugar en que han nacido, de su género o de sus creencias. Muchas de ellas ni siquiera se lo plantean porque ni conocen estos derechos ni creen estar facultadas para ejercerlos o reclamarlos. Pero es así, no podemos renunciar a los derechos humanos porque los tenemos desde el momento en que nacemos.

Realidades que vemos con el prisma de las estadísticas, como la de los 793 millones de hambrientos en el mundo, o como la del 19% de las mujeres de entre 15 y 49 años que, en todo el mundo, han experimentado violencia física o sexual, o ambas, a manos de su pareja.

Y sin embargo, los defensores de los derechos humanos están ahí, muchos de ellos desconocidos. También pueden ser millones pero no constan en ninguna estadística. Líderes entre iguales, alzan su voz por las necesidades de sus comunidades, de aquellos que sufren la misma exclusión de derechos, enfocando sus derechos con acciones concretas. Más

En el camino hacia un Tratado Vinculante sobre empresas transnacionales y derechos humanos

En el camino hacia un Tratado Vinculante sobre empresas transnacionales y derechos humanos

Del 23 al 27 de octubre tuvo lugar en Ginebra la tercera sesión de trabajo anual del Grupo de Trabajo Intergubernamental de Composición Abierta sobre Empresas Transnacionales con respecto a los derechos humanos, a la que asistieron representantes de más de 100 estados y de cerca de 200 entidades de la sociedad civil.

El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDH), a propuesta de los representantes de Ecuador y Sudáfrica, decidió  en 2014 establecer este Grupo de Trabajo, y en esta tercera sesión se continuaron debatiendo las aportaciones de los asistentes, con la idea de presentar un borrador de este Tratado vinculante a la 37 sesión ordinaria del CDH, en marzo de 2018. Más

Pueblos Indígenas: “Más visibles pero igual de perseguidos”

Pueblos Indígenas: “Más visibles pero igual de perseguidos”

Este 2017 se cumplen diez años de la aprobación, por parte de las Naciones Unidas, de la Declaración de los Pueblos Indígenas, el instrumento internacional más completo sobre los derechos de los pueblos indígenas. Esta Declaración reconoce a los pueblos indígenas derechos tales como la autodeterminación, el uso de las tierras, territorios y recursos tradicionales, y el acceso a la educación, la cultura, la salud y el desarrollo, entre otros.

Sin embargo, durante la última reunión del Foro Permanente de las Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas, el pasado mayo, más de 1.000 representantes de pueblos indígenas continuaron denunciando desplazamientos forzosos, agresiones y violencia sistémica, particularmente contra las mujeres y los jóvenes indígenas. Más

La quinua, milenaria oportunidad

La quinua, milenaria oportunidad

Por Wilfredo Nina, técnico de proyectos de Global Humanitaria en Perú

Los cultivos de gran arraigo alimenticio, social y cultural, como la papa o la quinua, forman parte de los sistemas de producción tradicional de comunidades altoandinas de Perú, constituyen escenarios de la interrelación simbólica entre el hombre y la naturaleza, herencia de una tradición de profundo apego cultural entre los campesinos andinos.

Y sin embargo estos cultivos, pese a sus propias cualidades nutritivas, su pertinencia cultural y pese a los esfuerzos desplegados por organismos estatales y privados en muchos años, aún no ha alcanzado un real protagonismo en la lucha contra el hambre, la desnutrición y la extrema pobreza de sus “criadores”, los campesinos de la cuenca del Lago Titicaca. Más

Agricultura andina, agricultura de subsistencia, agricultura en potencia

Agricultura andina, agricultura de subsistencia, agricultura en potencia

Por Wilfredo Nina, técnico de proyectos de Global Humanitaria en Perú
En las últimas dos décadas el Perú ha logrado posicionarse entre uno de los diez primeros países proveedores de alimentos en el mundo. En este periodo se ha incrementado un 30% de superficie agrícola, y 50% más de superficie bajo riego, en este nuevo contexto, la agricultura logró “desarrollarse”, pero principalmente, por el fenómeno del “boom agroexportador” promovido por la explotación de grandes extensiones de tierra en manos de grandes grupos económicos.

Resulta paradójica y discutible esta realidad en un contexto como el de los campesinos altoandinos, la mayoría de los cuales viven en condición de extrema pobreza, y en el que el agricultor tipo sufre el flagelo de la carencia de alimentos, es pobre, no tiene educación primaria completa y vive con limitado acceso a la red pública de agua, desagüe y energía eléctrica. Más

Educación para empoderar a los marginados del desarrollo humano

Educación para empoderar a los marginados del desarrollo humano

“El mundo ha recorrido un largo camino en la reducción de la pobreza extrema, la mejora del acceso a la educación, la salud y el saneamiento, y la ampliación de las posibilidades para las mujeres y las niñas”, señaló Helen Clark, la administradora del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en la reciente presentación del Informe de Desarrollo Humano correspondiente al año 2016. “Sin embargo, estos avances son el preludio del siguiente desafío, posiblemente más difícil, el de velar por que los beneficios del progreso mundial lleguen a todas las personas”.

El acceso al derecho a una educación inclusiva, equitativa y de calidad, en la línea del Objetivo 4 de la Agenda 2030, es la base para dar capacidades a todos los colectivos, y especialmente a aquellos marginados por dinámicas de exclusión social.
Más