Protestas y huelga de maestros en Bolivia

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

En las principales ciudades de Bolivia, como La Paz y Cochabamba,  se producen en estos días huelgas de hambre, protestas y paros de maestros contra la aplicación de la ley de Educación Siñani-Pérez, cuya aprobación en 2010 generó grandes expectativas sobre todo entre las comunidades campesinas. En el plano teórico,  la intención era dejar atrás una educación enciclopedista que durante años fomentó la permanencia de una “clase dominadora” con contenidos curriculares ajenos al entorno en que se enseñaban.

Sin embargo, de acuerdo con la federación de maestros, los planes de estudios dan prioridad a la formación técnica en detrimento de la científica y el sistema de evaluación y la nueva carga horaria no pueden llevarse a la práctica en las actuales condiciones.

“La principales críticas de este movimiento del magisterio urbano se dirigen al carácter subjetivo de la norma, la improvisación que se ha convertido en la regla (a los maestros se les impone materias para las que no fueron preparados). Además, indican que la aplicación es antipedagógica y la evaluación o calificación de los estudiantes se ha complicado por la excesiva burocracia”, señala la responsable de nuestros proyectos en Bolivia, Iris Alandia.

Por su parte, los representantes del Ministerio de Educación reconocen que la reglamentación de la ley ha avanzado con algunas dificultades, pero que la norma está en constante  construcción y modificación. “Minimizan la situación,  atribuyendo connotaciones netamente políticas. Lo cierto es que todavía existen muchas dudas y complicación de cómo concretar lo emanado por la norma,  dado que  hasta ahora el proceso de capacitación no ha sido de lo más eficiente”, añade Iris.

Padres y madres de familia de las juntas escolares, han comenzado a organizarse para informarse sobre la normativa que define la educación boliviana. En algunas unidades educativas, decidieron socializar  la normativa en  su establecimiento a través de talleres, para que expertos en el tema informen y expliquen a los padres de familia los alcances de la normativa, así como sus defectos y virtudes. “En algunos artículos de la norma se involucra de manera directa a los padres madres y apoderados, como parte de la participación Social Comunitaria orientada a consolidar el Sistema  Educativo Plurinacional”, indica Iris con respecto a la norma aprobada por el gobierno de Evo Morales.

Mientras tanto, en el área rural, las clases se desarrollan de forma normal, pero al igual que en el área urbana los maestros manifiestan los mismos problemas. Valoran los aspectos positivos de la nueva Ley como la educación productiva y equidad de género, pero también ven con preocupación, por ejemplo, la aplicación de los Proyectos Comunitarios Transformadores Productivos, que no cuentan con el presupuesto requerido.

“Esperemos que se abra el diálogo y el debate para una mejor comprensión  sobre temas tan importantes que hacen a la educación en Bolivia”, concluye Iris.

Imagen: maestros en huelga de hambre. Fuente: eju.tv