Global Humanitaria - Noticias de Global Humanitaria
Noticias de Global Humanitaria
ESTÁS EN:

"El inicio de un proyecto: escuchar y observar", por Cristina Saavedra


Recientemente estuvimos en Costa de Marfil, donde ponemos en marcha un proyecto de alfabetización para 40 mujeres e iniciamos la construcción de un comedor escolar para 650 alumnos en la localidad de Sikaboutou. Para conseguirlo hemos recorrido un largo camino que implica el trabajo de muchas personas.

Escuchar mucho y observar todo. Esas son las claves en la identificación de nuevos proyectos. Cuando se viaja con poco tiempo, como ha ocurrido en esta última ocasión, es fundamental el trabajo del equipo local. Y para ello se coordinan durante meses las labores de nuestros equipos: la obtención de datos sobre la localidad, posibles beneficiarios, las condiciones en las que se encuentran, las necesidades, en qué podemos colaborar, cómo y de qué manera contribuirá la población local. Global Humanitaria en Costa de Marfil lleva 11 años trabajando en terreno y eso ha facilitado mucho el proceso de identificación y evaluación de proyectos.
 

Actualmente Global Humanitaria tiene activos varios proyectos en Costa de Marfil: la escuela de Bodouakro (Daloa) acoge a 326 alumnos a los que facilita también una ración de comida diaria en el comedor que levantamos junto a la escuela (2011). El año pasado, los padrinos y madrinas que colaboran con los proyectos de Global Humanitaria en el país, nos ayudaron a destinar una partida de donativos extra para las matriculaciones de alumnos. El censo escolar en un año pasó de 224 a 326

Es fundamental el funcionamiento del comedor como aliciente para que los padres envíen a sus hijos al colegio, donde saben que tendrán un plato de comida garantizado. Entrevistamos al director de la escuela, Kouadio Komenan Blaise, que califica como altamente positiva la evolución del alumnado. El rendimiento académico ha mejorado de manera extraordinaria.

En Dema (Vavoua) 40 mujeres siguen acudiendo a clase para aprender a leer y escribir y cálculo básico, un derecho que les fue robado siendo niñas por serlo. Sus padres no las escolarizaron porque entendían que su lugar estaba en casa, ayudando a las tareas del hogar hasta encontrar un marido al que dedicarse por completo. Las mujeres de Dema están muy bien organizadas en una cooperativa agrícola. Desde que comenzó el curso el año pasado han mejorado económicamente.
Con conocimientos, ya no las engañan en las transacciones comerciales cuando venden su producto en el mercado. Reunida con ellas en este viaje, me han trasladado su satisfacción inmensa por lo que estos avances suponen para su vida y el fortalecimiento de su rol en la comunidad. En Dema funciona también desde 2016 un comedor escolar para 230 niños.

Las tareas de identificación se han centrado en Bouafle, a hora y media de nuestra sede en Daloa. En las 5 localidades visitadas, nos hemos reunido con autoridades locales, profesorado, padres y agrupaciones escolares. Se ha constatado la necesidad de construir escuelas nuevas y/o reforzar las estructuras ya levantadas. Los datos recogidos muestran el bajísimo nivel económico de las familias, pero también evidencian en todos los casos voluntad e ideas para contribuir a la mejora.
Constatamos asimismo la viabilidad de apoyarse en las mujeres, agrupadas en cooperativas agrícolas, para poner en marcha el sistema empleado hasta ahora en otros proyectos: fortaleciéndolas a ellas mejora su rendimiento en el campo y con el producto obtenido abastecemos parte del comedor escolar. Contamos también con una pequeña aportación que facilita el estado pero es muy variable, a veces.

Es fundamental dedicar tiempo a escuchar a la población, siempre receptiva y voluntariosa. La valoración sobre posibles futuros proyectos es muy alta tras visitar la zona. Las calificaciones de proyectos ejecutados y en ejecución son muy óptimas, sin variaciones extraordinarias sobre los proyectos diseñados.La población conoce a Globa Humanitaria.Funciona el boca a boca entre los ciudadanos y no menos importante es el trabajo de sensibilización y comunicación que realiza en terreno el equipo.

Cristina Saavedra, responsable de proyectos de Costa de Marfil en Global Humanitaria


Imagen: Arriba, Cristina Saavedra reunida con mujeres en Sikaboutou (Global Humanitaria)

  • #educacion
  • #mujeres
  • #costa de marfil
Cristina Saavedra
Responsable de proyectos de Global Humanitaria en Costa de Marfil
Deja un comentario
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación del usuario. Si usted continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion y obtener mas información. Leer más