Global Humanitaria - Noticias de Global Humanitaria
Noticias de Global Humanitaria
ESTÁS EN:

Mousa y su escuela en el campo de refugiados de Madaba


De los 22,5 millones de refugiados que hay en el mundo, más de 4 millones son sirios y de éstos, alrededor de 650 mil vive en Jordania en su mayoría ( el 86%) por debajo del umbral de la pobreza (ACNUR). La situación de las familias hace difícil la escolarización de los niños y muchos se quedan fuera: proporcionar maestros, libros e instalaciones es una tarea costosa. Más si se trata de campos de refugiados no oficiales.

En Madaba, campo de  refugiados improvisado cerca de Ammán, se agrupan cientos de familias que sobreviven como pueden. En medio de este panorama desolador, Mousa de 42 años da clases en una carpa donde los niños pueden seguir aprendiendo. Un aire de normalidad que necesitan tanto ellos como sus familias mientras están aquí. La carpa y los libros los llevaron en una visita Unicef y Save the Children. Salvo eso no han recibido más ayuda

Mousa nació en Idlib (Siria) Lleva 4 años viviendo en Jordania, desde el 23 de marzo de 2013, cuando decidió huir de la guerra con su familia: “Fue muy difícil, dice Mousa, "porque tuve que elegir entre mi carrera y la vida de mis hijos. A veces nos escondíamos en las escuelas para evitar los bombardeos”

Mousa es maestro y nunca pensó que tendría que dejar su país.  “Estaba trabajando en las escuelas de Dara'a cuando decidí huir a Jordania”
En Jordania "encontramos ayuda desde el primer momento, cuando el ejército jordano nos recibió en las fronteras. Nos dieron comida, agua, refugio, mantas, atención médica y lo más importante, seguridad.
¿Cómo fueron a parar a Madaba? Nosotros somos beduinos y campesinos. No podemos vivir en ciudades, la vida de los pueblos es nuestra vida.
Mabada es un campo no oficial ¿Intentó ir a uno oficial como el de Zaatari, con más presencia de organizaciones de ayuda al refugiado? Al principio fuimos asignados por las autoridades jordanas al campamento de Zaatari. Pero nosotros no vivimos en campamentos, y tuvimos suerte, porque en ese momento tener permiso para salir del campamento era muy fácil.
¿Cómo es la vida en el campamento? La mayoría lucha por sobrevivir. Las familias no tienen nada que hacer en su día a día, no todo el mundo trabaja, y los pocos que están trabajando, están trabajando ilegalmente.

Sin luz ni agua ¿cómo se apañan? Lo compramos todo, especialmente el agua para beber

 
-Campo de Madaba                                                  -Carpa /escuela

 
-Mousa dando clase                                                - Los niños saliendo de la escuela

Se calcula que en  el campo de Madaba hay alrededor de  600 personas, casi la mitad son niños  ¿cómo viven su día a día?
Algunos niños trabajan, sobre todo los que tienen más de 13 años y han tenido  la suerte de encontrar un trabajo, principalmente en la agricultura.

La escuela de Madaba no puede acoger a estos alumnos entre otras cosas porque no hay doble turno. ¿Cree que sería una buena opción si pudieran abrir las aulas por las tardes para los niños sirios? Hay muchos problemas relacionados con la situación de la educación en Madaba, el transporte (para ir del campo a la escuela) es el primero. La mentalidad de las personas que no creen en la educación también es un elemento muy importante; y la situación económica de la mayoría de los refugiados lo hace más difícil. La escuela no tiene suficiente espacio para acomodar a todos los niños y el gobierno no tiene suficiente dinero para pagar este alto costo.

Para paliar la situación de estos niños que se quedaban sin ir a la escuela, con los libros y la carpa que les entregaron Unicef y Save  theChildren, Mousa improvisó una escuela para seguir haciendo lo que siempre ha hecho, enseñar.

Así cada dia alrededor de 40 niños y niñas  de entre 6 y 14 años  dejan su calzado fuera y entran en la tienda  donde Mousa les enseña árabe, inglés y matemáticas ( puedes verlo en este video i). Global Humanitaria lleva a cabo programas de refuerzo educativo y terapéuticos dirigidos a niños sirios refugiados en Jordania. Pero aún queda mucho por hacer.

Imagen: Mousa da clases a niños sirios en el campo de refugiados de Madaba , Jordania (Global Humanitaria/ Al Mahd for Training and Social Development)

  • #educacion
  • #derechos de la infancia
  • #jordania
  • #niños refugiados
Global Humanitaria
Sede España
Deja un comentario
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación del usuario. Si usted continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion y obtener mas información. Leer más