Noticias de Global Humanitaria
ESTÁS EN:

Silla para que Lourdes vaya a la escuela

31/08/2015
Miembros de Global Humanitaria, Lourdes y su familia ante su caas con la silla de ruedas que entregamos

Lourdes tiene solo 8 años y una discapacidad que, entre otras cosas, le impide andar. Desde mediados de julio ya puede ir a la escuela en Chullunquiani. El donativo de los alumnos del Institut Joaquin Blume de Espluques de Llobregat ha hecho posible que pudiéramos comprarle una silla de ruedas que le permite trasladarse hasta allí.

El director de la escuela, Hernán Mullisaca, ha logrado que una profesora de educación especial visitara a Lourdes, una vez al mes para impartirle nociones básicas de lectura, escritura, y psicomotricidad  y  también pautas básicas de atención y cuidados a la familia. Además, una profesora de la escuela de Chullunquiani refuerza el aprendizaje de la niña en la escuela  para lo cual sus padres se han comprometido a llevarla un día por semana, y poco a poco lo harán con más frecuencia.

Por otra parte se ha conformado una comisión integrada por el director, profesoras de educación especial y representantes de la asociación de padres, para solicitar al gobierno local que ponga en funcionamiento una Oficina Municipal de Atención a la Persona con Discapacidad que se ocupe de facilitar la atención de los vecinos con discapacidad y su coordinación con las instituciones que ofrecen servicios, promoviendo así su integración. El 20 de agosto esta comisión se reunió con el alcalde para intentar que Lourdes y su familia puedan contar con la asistencia que necesitan.  

Según marca la ley, y en materia de educación, las Oficinas de Protección, Participación y Organización de Vecinos con Discapacidad tiene como objetivo, entre otros:

a. Atender los requerimientos que en materia de accesibilidad a la educación que se soliciten, canalizándolos ante las autoridades competentes para su respectiva matrícula.

b. Elaborar un plan de capacitaciones dirigidos a los docentes de los colegios e instituciones educativas del distrito a fin de propiciar la sensibilización y concienciación de los derechos de las personas con discapacidad, especialmente, los relacionados con el derecho a la educación sin discriminación ni exclusión.

c. Requerir a las bibliotecas públicas y privadas de su jurisdicción que implementen un programa de lectura con el sistema Braile así como elementos que permitan la lectura de personas con discapacidad visual, auditiva o parálisis motora.

Carol Reynoso y Yonatan Calisaya, nuestros compañeros en terreno, vivieron intensamente la experiencia “Lourdes no puede mover sus articulaciones”, dice Carol, “no puede hablar y su crecimiento se ha quedado retardado. Sin embargo con toda la inocencia de una niña, su esfuerzo por querer moverse y vivir más allá de estar sentada, es visible.” “Esta acción”, añade Carol,” fue muy emotiva para todos. En el momento de sentarse en su silla de ruedas, ella sonreía y movía sus manos. Reía más aun cuando su mamá y su papá le dieron vueltas por su pequeño patio probando la silla. Cuando recibió el material escolar que estaba dentro de una mochila, los cuadernos, lápices de colores, juegos, entre otros, se alegró de tal manera que en todo momento quería tenerlos  en su mano. Intentaba colocarse el lazo de la mochila en su espalda.”

“Más allá de las carencias físicas”, concluye Carol, “ Lourdes nos enseñó con su sonrisa que la esperanza está allí y que con el esfuerzo de sus padres, profesores y el apoyo de quienes buscamos que los niños vivan en el pleno ejercicio de sus derechos, ella podrá mejorar y gozar de la aventura de aprender y vivir como cualquier otro niño.”


Chullunquiani Peru educacion infancia  Chullunquiani Perú
Discapacidad Educacion infancia Chullunquiani Perú silla ruedas  discapacidad Peru silla ruedas infancia Chullunquiani
  discapacidad infancia chullunquiani global humanitaria

Imágenes: 
Arriba, Lourdes con su familia y el equipo de Global Humanitaria. Llegar hasta la casa de Lourdes no fue tarea fácil pero lo conseguimos! Una vez allí, Lourdes no paraba de sonreir con su silla y su mochila escolar. Ahora ya puede ir a la escuela de Chullunquiani. (Global Humanitaria)

  • #infancia
  • #peru
  • #derechos de la infancia
  • #educación
Global Humanitaria
Sede España
Deja un comentario
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación del usuario. Si usted continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion y obtener mas información. Leer más