Escuela e integración

El exembajador de España en la India, Ion de la Riva, considera que la conciencia de la diversidad es la base para combatir la ignorancia y los prejuicios; en esto, señala a Global Humanitaria, la escuela juega un papel fundamental, pero también la familia, el cine, la televisión o la calle.

De la Riva, impulsor de Casa Asia y Casa América en España, sostiene que “la conciencia de la diversidad es la base para combatir la ignorancia y los prejuicios. Es necesario abrir la puerta a los intercambios sociales, culturales, comerciales y, también, de conocimiento, para poder superar la ignorancia mutua en las que se basan las relaciones entre las personas y los pueblos”.

La escuela ha jugado y sigue jugando un enorme papel en la integración y el acercamiento de culturas, pero también la familia, el cine, la televisión o la calle. La escuela para la integración está en todas partes y la “antiescuela” también”.

Por otro lado, sobre su experiencia en La India, sostiene: “me ha sorprendido por su gran tolerancia a las personas y a las distintas creencias religiosas, por el respeto a los animales o por su apertura a la trascendencia. A su vez, esta tolerancia no se ha traducido en la igualdad real de clases. Sigue existiendo una importante discriminación ante comunidades como los dalits o adivasis, una preocupante malnutrición infantil y una gran carencia de alfabetización en las clases bajas”.

“De India seguimos teniendo una imagen de pacifismo y de espiritualidad que no se corresponde totalmente con la sociedad india actual. Occidente sigue siendo, en gran medida para India, cuna del colonialismo y de la arrogancia. E India y España no se conocen adecuadamente”, afirma.