La pérdida de la Biodiversidad y su relación con la llegada de enfermedades infecciosas.

¿Quién no ha echado de menos la naturaleza durante todo este tiempo de confinamiento? ¿Cuántas veces hemos pensado en poder volver a estar en la playa o en la montaña en estos días en los que no podíamos salir de casa? El contacto con la naturaleza nos da tranquilidad, mejora nuestra salud mental y aumenta nuestra vitalidad. Y es que, si hay una verdad absoluta, es la de que el ser humano necesita de su entorno natural para poder sobrevivir. Más