Unidos por la nutrición infantil en Tumaco

Desde Tumaco, Carlos Andrés Bermúdez, nutricionista de Global Humanitaria

El Programa de Alimentación Escolar (PAE) tiene como objetivo principal  aportar a la dieta de los niños y niñas asistentes a los colegios de la red pública de Colombia, las calorías y nutrientes necesarios para afrontar con lucidez la jornada escolar y con esto en parte garantizar que los estudiantes asistan de manera regular a las aulas de clase.

Por tal motivo Global Humanitaria actuó como operador del programa para el municipio de Tumaco en la modalidad de desayuno durante todo el año pasado, elaboró un menú integral, variado, suficiente y a la vez diferencial que fuera acorde tanto a las características técnicas del programa como a la cultura local. En total entregamos 47.800 raciones de desayunos reforzados en 65 escuelas.

Esto implicó ofrecer con el menú el 20% de la recomendación de calorías y nutrientes según las diferentes edades. Sin embargo, nuestra organización logró a través de acciones combinadas  con el equipo de trabajo y manejo de precios y supervisiones que el aporte en promedio fuera superior al 25%, aportando las calorías, proteínas y grasas, así como todas las vitaminas y minerales necesarios.

Todos los días se sirvió un alimento proteico vegetal , animal o mezcla de los dos; el segundo enfoque fue vitamínico, especialmente vitamina A, debido a que aun siendo un país con la más variada oferta de alimentos fuente de este nutriente, la encuesta nacional de la situación nutricional en Colombia (ENSIN) muestra una deficiencia de este nutriente del 27 %.  Por lo tanto fue determinante incluir alimentos tales como mangos, naranjas, mandarinas, tomate de árbol, espinaca, zanahoria  y pimentón.

El tercer enfoque fue el cultural, debido a que es el principal factor comunitario para que la minuta fuese aprobada por los estudiantes. El cuarto enfoque fue el mercado local, este enfoque va muy amarrado al cultural. Aquí la importancia radicaba en comprar alimentos que en su mayoría se produjeran en la región y tuvieran una alta demanda y por consiguiente bajara su precio.

El quinto enfoque fue el técnico, el cual hizo énfasis en que las preparaciones y sus ingredientes fueran fáciles de almacenar y preparar, y que los estándares de calidad se cumplieran según los lineamientos técnicos. Por este motivo el pescado no estaba en el menú ya que las condiciones de almacenamiento y el riesgo potencial de una intoxicación era demasiado alto para ser afrontado por Global Humanitaria.

Sí por ejemplo incluimos alimentos típicos de la región como coco, chocolate, tomate, ajo, cebolla, pimentón, zanahoria, naranjas, tomate de árbol, carne, pollo, fríjol y lenteja. Todos ellos de gran contenido nutricional, culturalmente aceptados y de bajo coste.


Foto: Juan Díaz/Global Humanitaria