Resultados de la búsqueda: colombia

25 años de la Convención de Derechos del Niño: un balance inquietante

25 años de la Convención de Derechos del Niño: un balance inquietante

Por día mueren aproximadamente 18.000 niños menores de 5 años por causas prevenibles, señala Unicef.

Piensa en el año 1989, sea cual sea tu edad. ¿Qué acontecimiento de alcance internacional destacarías entre todos los ocurridos ese año? ¿La caída del muro de Berlín? ¿La Convención sobre los Derechos del Niño?

El 20 de noviembre conmemoramos el 25 aniversario de la firma de la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN), ratificada por 193 países, pocos días después de la caída del muro de Berlín. Se trata de un instrumento legal de carácter vinculante (su aplicación es obligatoria) compuesta por 54 artículos sobre los derechos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de todos los niños.  Más

Cada día mueren 5.000 niños menores de 5 años por enfermedades prevenibles

Cada día mueren 5.000 niños menores de 5 años por enfermedades prevenibles

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria

En el año 2000, la comunidad internacional se comprometió a reducir dos tercios del número de muertes de niños menores de cinco años para el año 2015. A un año de la meta planteada, un informe de Unicef señala que, si no se acelera el proceso, 35 millones de niños podrían morir entre 2015 y 2028. Estas muertes ocurren, sobre todo, por enfermedades que son prevenibles.

El fondo de la ONU para la infancia indica que alrededor de 5.000 niños menores de 5 años mueren todos los días por causa de la neumonía y la diarrea, y un alto número de muertes son ocasionadas por la malaria.

“La indignación moral sólo tiene sentido si va acompañada de un aceleramiento de las acciones”, sostuvo en su momento Anthony Lake, director ejecutivo de Unicef. Más

Día del agua: de realismo mucho, de mágico nada

Día del agua: de realismo mucho, de mágico nada

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

Cuando llegué por primera vez a trabajar a Tumaco (Colombia), en el año 2000, hacía muy poco tiempo se había creado el barrio de invasión (asentamiento) llamado 11 de noviembre, día en el que Cartagena de Indias se declaró independiente de España en 1811. Pero aquel panorama nada tenía que ver con emancipación alguna, ni con el realismo mágico de Macondo. Mejor dicho: de realismo mucho, de mágico nada.

El 11 de noviembre se asentaba sobre un vertedero, uno de los mayores basurales de esa ciudad-puerto situada al sur del país, que tenía por entonces unos 150.000 habitantes. Encima de los desechos orgánicos e inorgánicos los recién llegados habían montado senderos con estrechos tablones, los mismos con que construyeron sus chabolas. Así se fueron amontonando decenas de familias.

Entre la consternación y la indignación, mis ojos de principiante vieron cómo la putrefacción de la comida y los excrementos humanos se mezclaban con el de las gallinas y los perros, fundidos a su vez con miles de bolsas de plástico y botellas de vidrio. Para las ratas, un banquete. Sobre ese mismo “terreno” correteaban los niños, que jugaban, reían y también tosían, roncamente, como una persona de 60 años. Recuerdo que una alborotada nube de moscas y mosquitos los perseguía. Más

Por los Derechos de la Infancia: un año de testimonios y análisis desde el terreno

Por los Derechos de la Infancia: un año de testimonios y análisis desde el terreno

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

“Si tomamos la realidad con sentido crítico, dejaremos de ser espectadores para pasar a ser parte activa de la construcción de un mundo más justo.  De esa manera, con generosidad y conciencia, llevaremos adelante el cambio necesario que todos queremos ver”.

Esto fue lo que nos propusimos hace poco más de un año al lanzar el blog Por los Derechos de la Infancia, un portal de Global Humanitaria que semanalmente recoge voces desde las comunidades donde trabajamos, así como la mirada de activistas como Patch Adams o Vandana Shiva.

El conflicto colombiano que actualmente tiene uno de sus puntos más “calientes” en Tumaco, ha contado con el testimonio de madres que a diario aportan su sabiduría para abrir espacios de diálogo y paz. La experta en derecho internacional humanitario, Natalia Springer, conversó con nosotros sobre el reclutamiento de niños por parte de los grupos armados colombianos. Más

Año Internacional de la Quinua, madre de todas las semillas

Año Internacional de la Quinua, madre de todas las semillas

Por Carol Reynoso, coordinadora de Global Humanitaria en Puno (Perú).

La quinua es un grano andino que se cultiva desde hace más de 5.000 años por los pobladores de culturas prehispánicas presentes en la Cuenca del Lago Titicaca; Tiahuanacos, Lupacas e Incas domesticaron y mejoraron el cultivo de este grano, teniendo una distribución territorial bastante extensa desde Perú, Bolivia, Colombia, Argentina, Chile e incluso México.

Los antiguos experimentaron una tecnología que ha permitido la adaptación de este grano a través de un conocimiento ancestral que ha sido trasmitido de generación en generación, logrando un manejo agroecológico resistente a las duras inclemencias climatológicas presentes en la zona altoandina; conocimientos que hoy son reconocidos como parte de la ciencia andina.

Los aymaras conocen el grano de quinua como jiwra; la tradición cuenta que en épocas antiguas la cuenca del Titicaca fue azotada por sequías, siendo la jiwra una de las semillas que mitigó las temporadas de hambruna. Los Incas la llamaron chisiya mana, que en idioma quechua significa “Madre de todas las semillas”. Más

Madres unidas por la paz

Madres unidas por la paz

Por Gabriel Díaz, responsable de publicaciones de Global Humanitaria.

Carmen Magallón, presidenta de la sección española de la Liga Internacional de las Mujeres por la Paz y la Libertad, sostiene que la asociación mujer-paz entra en los estereotipos de género, una de cuyas modalidades es precisamente la dicotomía mujer pacífica/hombre violento.  “Eso no favorece en absoluto a la construcción de una cultura de paz que necesita de los aportes tanto de hombres como de mujeres”, manifiesta.  Pero reconoce que aún existen muchas resistencias para abrir espacios de participación de las mujeres en las negociaciones de paz.

En ese sentido y con motivo del Día Internacional de la Paz (21 de septiembre) hemos querido recoger algunos casos concretos del rol jugado por las madres en tiempos de guerra y durante los procesos de paz. Sobre este asunto, Magallón subraya que “ser madre no equivale a ser pacífica”, pero advierte que sobre todo en América Latina los grupos de mujeres por la paz se han formado en torno a la figura de la madre. Más

Vicenç Fisas: “La guerra nunca es inevitable”

Vicenç Fisas: “La guerra nunca es inevitable”

Por Gabriel Díaz, resposable de publicaciones de Global Humanitaria.

En el conflicto colombiano, “no menos de 18.000 niños, niñas y adolescentes forman parte de grupos armados ilegales y organizaciones criminales, y no menos de 100.000 están vinculados a sectores de la economía ilegal directamente controlada por grupos armados ilegales y organizaciones criminales”, asegura la abogada experta en derecho internacional humanitario, Natalia Springer, en su informe titulado “Como corderos entre lobos”.

En tiempos en los que asistimos a los vaivenes de las negociaciones entre el gobierno de Colombia y la guerrilla de las FARC, suscribimos y nos hacemos eco de las palabras de Vicenç Fisas, director de la Escuela de Cultura de Paz de la Universidad Autónoma de Barcelona, quien entrevistado por nuestra revista Global sostuvo que “una guerra nunca es inevitable”.  Más

Tumaco: sus potenciales y sus males

Tumaco: sus potenciales y sus males

En la edición número 35 de nuestra revista Global dialogamos con el director del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Diego Molano. Parte de la entrevista giró en torno a la situación de Tumaco, zona de trabajo de Global Humanitaria, convertida en uno de los puntos más violentos y peligrosos de Colombia. 

“Tumaco tiene los dos mundos, el mundo de todos los potenciales, y el mundo de todos los males”, sostiene el director del ICBF. Desde su punto de vista, “Tumaco ya se comporta en algunas características como una ciudad, en su cultura, en su desarrollo, pero tiene otras regiones rurales muy apartadas con unos niveles de pobreza y de desarrollo rural muy básicos”. Más

Unidos por la nutrición infantil en Tumaco

Unidos por la nutrición infantil en Tumaco

Desde Tumaco, Carlos Andrés Bermúdez, nutricionista de Global Humanitaria

El Programa de Alimentación Escolar (PAE) tiene como objetivo principal  aportar a la dieta de los niños y niñas asistentes a los colegios de la red pública de Colombia, las calorías y nutrientes necesarios para afrontar con lucidez la jornada escolar y con esto en parte garantizar que los estudiantes asistan de manera regular a las aulas de clase.

Por tal motivo Global Humanitaria actuó como operador del programa para el municipio de Tumaco en la modalidad de desayuno durante todo el año pasado, elaboró un menú integral, variado, suficiente y a la vez diferencial que fuera acorde tanto a las características técnicas del programa como a la cultura local. En total entregamos 47.800 raciones de desayunos reforzados en 65 escuelas. Más

Mes de las mujeres: Flor María Barreiro

Mes de las mujeres: Flor María Barreiro

“En Tumaco nos acostamos siendo víctimas y nos levantamos siendo mujeres sobrevivientes”*

Mi nombre es Flor María Barreiro, nací en Tumaco hace 46 años y tengo 3 hijas.
Creo que como a la mayoría de las mujeres de Tumaco, la violencia también ha tocado mi vida, el papá de mis hijas fue asesinado en el 2002, y mi único hijo varón también fue asesinado, él murió hace 5 años. Vivíamos en zona rural, y ya era costumbre que la guerrilla entrara y matara gente a su antojo, y también los narcotraficantes en la ciudad.

Después de eso y temiendo por mí y por mis hijas me fui, tuve que dejar todo, la finca que teníamos que era nuestro sustento, porque vivíamos de lo que cultivábamos. Llegue al casco urbano de Tumaco y como no tenía un empleo empecé a hacer de todo, lavaba ropa, limpiaba, lo que fuera necesario para mantener a mis hijas, después logre poner un negocio de verduras en mi casa y con eso sobreviví por mucho tiempo.

En Tumaco nos acostamos siendo víctimas y nos levantamos siendo sobrevivientes, y digo victimas porque durante el día salimos de nuestra casa y no sabemos si regresamos. Más