Noticias de Global Humanitaria
ESTÁS EN:

Camboya deporta a misionero estadounidense por abuso sexual de menores

DETENCION DE  JOHNSON

El norteamericano Daniel Johnson, condenado por delitos sexuales contra menores, fue deportado a los Estados Unidos el pasado 22 de diciembre,  después de terminar su condena de prisión de un año en Camboya. La deportación se produjo bajo custodia del FBI y fue ordenada por el Ministerio del Interior de Camboya.

Johnson fue arrestado en 2013, después de una operación conjunta de la Unidad de Policía Contra la Trata y la Protección del Menor de Camboya y el FBI,  asistidos por el proyecto Protect de Global Humanitaria y su contraparte local Action pour les enfants (APLE).

El pederasta llevaba cerca de diez años como misionero cristiano en Camboya y dirigía un orfanato en Phnom Penh, lo que le proporcionaba acceso fácil y directo a los menores. Tras su detención, cinco niños del orfanato testificaron que habían sido abusados sexualmente por él. El tribunal camboyano condenó a Johnson a un año de prisión por cometer actos indecentes contra menores de 15 años.

El pederasta llevaba cerca de diez años como misionero cristiano en Camboya y dirigía un orfanato en Phnom Penh, lo que le proporcionaba acceso fácil y directo a los menores.

Mientras esto ocurría en Camboya, Johnson era buscado en Estados Unidos por delitos sexuales similares contra menores, cometidos en 2000 y 2001. Entre otros, se sospecha que abusó sexualmente de los hijos de su hermana. Las investigaciones de Protect sacaron también a la luz las actividades sospechosas de Johnson, cometidas mientras operaba en el orfanato de la comuna de Boeung Tompun. 

A pesar de la decepción ante la leve sentencia de Johnson en Camboya, Global Humanitaria y APLE celebran la decisión del Departamento de Inmigración del Ministerio del Interior de deportar a Johnson. Esta deportación sirve como elemento disuasorio para otros criminales, es una señal clara de que Camboya no permitirá este tipo de delitos, y que los autores no sólo cumplirán su pena de cárcel sino que también serán deportados después.

Todos quienes hacemos parte del proyecto Protect esperamos que otros países, al igual que Estados Unidos, participen más activamente en la persecución de sus propios delincuentes sexuales, avanzando así en la protección de los niños y niñas más vulnerables ante abusos y explotación sexual en todo el mundo.

Para leer noticia relacionada, haz clic aquí

Foto: Johnson, detenido en Camboya.

  • #PROTECT
  • #DERECHOS HUMANOS
  • #CAMBOYA
Deja un comentario
Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación del usuario. Si usted continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuracion y obtener mas información. Leer más